Buscar
  • Juan Pablo Preiti Mangieri

Aquí y ahora.


Nuestro espectáculo Un viaje por jabón, acaba con una reflexión, acerca de vivir en el aquí y el ahora... Siempre.


Vivir en el pasado nos mantendrá atados, lastrados, inmóviles. Vivir en el futuro, en el como será, o también, "en el que hubiese pasado si", nos aleja de las cosas importantes. De lo que sucede alrededor nuestro.

El tiempo pasa, y eso, no lo podemos cambiar. Pero, la vida no se trata de pasar el tiempo. Se trata de estar en ese tiempo. En el momento que nos toca, con quien nos toca vivirlo, estando presentes, activos. Compartiendo, disfrutando, luchando.

Justamente hoy, hace 16 años que pisé definitivamente esta tierra, la tierrina. 16 años, pero tengo la sensación de que no ha pasado tanto tiempo, y a la vez de que llevo aquí toda la vida. Es el tiempo es tan relativo...

Por lo que os decía antes, no suelo mirar demasiado atrás. Si lo hago, es para recordar, momentos, personas, olores, pero desde el cariño, desde el simple recuerdo, no desde el, "y si"... o desde "todo tiempo pasado fue mejor". Porque quiero vivir aquí y ahora.

Porque un día cierras los ojos, con un capullo entre las manos, y si no estás aquí y ahora, cuando los abras solo verás una mariposa volando a lo lejos.

Hoy en día, donde las distracciones pueden ser muchas, la idea de que el pasado fue mejor, el futuro es incierto, lo mejor que podemos hacer es disfrutar cada segundo. Compartir con personas que queremos, con las que estamos a gusto. Centrarnos en las pequeñas cosas del día a día, que al final, es lo que marca nuestro aquí y ahora.

No dejes cosas por hacer, y no hablo de sueños ideales, como saltar en paracaídas o alguna vez estar en el Gran Cañon, (esos pueden ser sueños, objetivos), hablo del día a día. No dejes esa conversación pendiente, no dejes de jugar ese rato con tus hijos, no dejes de dar ese abrazo que puedes dar hoy. Porque si no lo haces aquí y ahora, no sabes si más adelante esa oportunidad volverá. Y tal vez estés a punto de saltar con ese paracaídas, y recuerdes a esa persona que ya no está, y que pena no haberla abrazado esa última vez.

Hoy, 16 años después, puedo mirar atrás y ver mis decisiones. Las hubo buenas, muy buenas, y malas, muy malas, pero todo eso, hizo la persona que soy. Cuando aterricé en ese pequeño aeropuerto junto al mar, no me imaginaba todo lo que vendría después, porque estaba centrado en ese aquí y ahora. Aunque era mucho lo que dejaba atrás y sin pensar demasiado en el futuro, aquí llegué.

16 años después, la vida ha cambiado mucho. ¿Siempre se puede estar mejor? Puede ser. No me obsesiona. De lo que sí estoy convencido, es que no hay un punto de llegada en el que digamos, esta es la felicidad, bienvenidos.

La felicidad es vivir pequeños momentos, cada día, con los tuyos, contigo mismo, subir a un escenario a compartir con un montón de desconocidos que durante una hora son los tuyos, y tú eres de los suyos, una charla, un juego, un silencio, unas risas, un ensayo, un proyecto, sueños compartidos, pero que no se os olvidé de estar presentes. Si juegas con tus hijos, juega. No estés pendiente de un teléfono, de una tele, o hablando con alguien. Cuando un niño te invita a su juego, y decides entrar en su juego, hazlo de verdad, porque es su aquí y su ahora. Y él o ella, será feliz porque es "su" momento, que no volverá, pero que feliz fue. Y con ello construyes su felicidad, y la tuya.


Las pompas de jabón, no duran demasiado tiempo. Lleva mucho tiempo de preparación, de encontrar maneras bonitas de hacerlas, para que luego en segundos desaparezcan.

Cuando las hago, disfruto al máximo ese momento en el que vuelan, o crecen sobre una mesa, aún sabiendo, que en unos segundos habrá volado, o explotado.

Pero como en la vida, estaré feliz, porque he dado todo de mí a esa burbuja, para que brille y seamos felices juntos en esos momentos. Y por supuesto, compartir esa felicidad con el público es una sensación maravillosa.

Si has llegado hasta aquí, gracias. Porque en los tiempos que corren, donde todo va de prisa, todo lo que lleve más de 140 caracteres, es un compendio; que te hayas molestado 2 minutos en leer estas palabras, para mí será uno de esos pequeños momentos que construyen día a día la felicidad. Si lo has hecho, me gustaría saber que lo has hecho, y si quieres me lo puedes hacer saber de la manera que tu quieras, que será agradecida en todas sus formas.

Gracias por estar aquí y ahora.








48 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
pompas en asturias